A LOS VIAJEROS

 

Queremos homenajear y dedicar estas letras a todos aquéllos viajeros de buen corazón que hacen de viajar su forma de vida, que cuentan sus experiencias sin más intención que el deseo de compartir esa felicidad propia y especialmente a los que hemos conocido en persona o seguido muy de cerca por la Red, inspirándonos, enseñándonos y animándonos a ir más allá, demostrando que podemos hacerlo:
Bikecanine, por abrirnos horizontes, por sus buenos consejos y su aptitud positiva.
Anina Anyway, porque cada día demuestra que también se puede viajar entre las letras y los pensamientos.
Viajando con gofio, los vecinos que con coraje y tesón nos enseñan que se puede vivir una ilusión, cumplir un sueño y que viajar en bici (o Tri) no es solo para jovencitos.
Vivir en Ruta, una pareja que ha sabido enfrentarse a sus miedos y vivir la vida que ambos decidieron, desbordando simpatía.
Dos bicis sin destino, por dejarnos entrever que no suele haber destinos malos, sino prejuicios exagerados.
Sola en bici, por demostrarnos que una mujer puede llegar a donde quiera.
Y a todos aquéllos que se hayan cruzado o no en nuestro camino y hacen que este Mundo mejore un poquito.
¡Va por vosotros!


Para ganar no me quedé sentado en el suelo
Ni dormí cada día hasta tarde para aprender a volar
Al apagarse la luz, no me detuve para vencer el miedo
Para acercarme a los sabios no me dediqué a enseñar.

Para llegar a lo que para mi era el cielo
Para aprender de nuevo a escuchar
Para saber que no solo existe mi nombre
Para vivir como quiero, me dispuse a viajar.

Y no todos los días son maravillosos
Ni todo en el camino me puede gustar
A veces los días son fríos o también pueden quemar
Oigo en ocasiones quejas de hastío
O voces que no quiero acallar.

Se preguntan un día ¿qué sentido tiene?
Los que solo se atrevieron a soñar
Y les digo, desde donde yo sueño
Que cada día que nace la vida empeño
Por vivir lo que sueño en cada despertar.

Me pierdo en un Mundo que se antoja
Más grande cuanto más llego a conocer
Y me parece tan pequeña esta vida
Para plasmarla en mi cuaderno de papel.

Mi historia ya no es tan solo mía
Es la tuya, la nuestra y también la de él
Cruzándose cuando menos lo esperas
En los caminos que siempre quedan por recorrer.

Y te elegí a ti para este camino
O tal vez fuiste tú quien me eligió sin saber
Que este sería nuestro destino
Donde volveríamos a nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.